Haití supera República Dominicana con 22 puntos en Calidad Educativa

Increíble pero cierto señores 
Los indicadores de calidad educativa medidos por organismos como el Foro Económico Mundial colocan a la República Dominicana en una posición desventajosa a nivel regional e incluso por debajo de Haití, la nación más pobre del hemisferio occidental.
Así lo plantean según el economista Miguel Ceara Hatton estadísticas que sitúan al vecino país mejor posicionado en indicadores como “calidad de la educación primaria” y “calidad educativa de matemáticas y ciencias” en el campo de la “educación superior y entrenamiento”.
La calidad de la educación, dice el experto en Desarrollo Humano, constituye el gran desafío de la República Dominicana, donde entre los años 2006 y 2013 esta área del desarrollo “nunca fue una prioridad” de los gobiernos.
“Los indicadores muestran que los niveles de matriculación de RD comparados con el mundo colocan en desventaja al país pero son muchos mejores que los indicadores de calidad que colocan al país entre las peores posiciones del mundo, inclusive peor que Haití”, apunta Ceara Hatton en el artículo que reproducimos a continuación.
Miguel Ceara Hatton, economista
El problema es la calidad de la educación
Miguel Ceara-Hatton
Recientemente se hizo público que, según el Foro Económico Mundial para los indicadores de 2014-2015, la República Dominicana estaba en la posición 138 de 144 en materia de la “Calidad de la
Educación Primaria” mientras que Haití estaba en la posición 122, mejor que República Dominicana.

En el ámbito de la “Educación superior y entrenamiento” en lo referido a “Calidad Educativa de matemáticas y ciencia” el país ocupaba la posición 142 mientras Haití estaba en una posición mucho mejor (la 124).
Los indicadores muestran que los niveles de matriculación de RD comparados con el mundo colocan en desventaja al país pero son muchos mejores que los indicadores de calidad que colocan al país entre las peores posiciones del mundo, inclusive peor que Haití.
.La calidad educativa nunca ha sido una prioridad para los gobiernos dominicanos y ahora que había los recursos para dar un salto en la calidad educativa el gobierno se ha concentrado en construir aulas y en promover un tremendo negocio inmobiliario para sus allegados.
La calidad educativa es el gran desafío de la República Dominicana. Recientemente (30 de julio 2015) la UNESCO publicó el “Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo” que es el estudio más completo de la calidad educativa que se hace entre los países de América Latina y el Caribe. El estudio publicado trae cifras de 2013 y previamente se habían hecho 2, uno en 1997 y otro en año 2006.
El estudio consiste en la aplicación de las mismas pruebas de lectura y matemática a los estudiantes del tercer y sexto curso de primaria en un grupo de países (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile Colombia, Cuba, Honduras, México, Paraguay, Perú, Venezuela y RD).
En el del ano de 1997 es concluyente que la República Dominicana es el país de la región estudiada con el mayor déficit de calidad y aprendizaje en lectura y matemática1.
En el segundo estudio2 se aplicó en 16 países latinoamericanos, 3 mil escuelas, 4.6 mil aulas de tercer grado y 4.2 mil de sexto grado, para un universo de 100.7 mil y 95.2 estudiantes, respectivamente. En la República Dominicana se aplicó a 175 escuelas, abarcando 208 y 172 aulas de tercer y sexto grado, así como 4.5 mil estudiantes de tercero y 4.6 mil de sexto.
Los resultados no pudieron ser más decepcionantes y a vergonzantes para los dominicanos y dominicanas. Se presentaron los resultados en cuatro niveles siendo el 1 el peor y 4 el mejor, los
resultados se pueden resumir en lo siguiente:

a) El desempeño en matemática del 3 grado de primaria fue que el 90.6% de los estudiantes dominicanos estuvieron en el peor nivel o por debajo. Mientras que el promedio de América
Latina fue 49%.

b) En lectura de tercer grado, el 78% del estudiantado estuvo en el peor nivel o por debajo. Más del doble del promedio de América Latina.
c) En matemáticas de tercer sexto grado el 47% de los alumnos estaban en el peor nivel o inferior y eso era 2.48 veces más que el promedio de América Latina.
d) Finalmente, el desempeño en lectura fue igualmente malo. El 52% de nuestros alumnos estaban por debajo en el peor nivel o por abajo y eso era 2.3 veces el promedio regional.
Está disponible el tercero3 que corresponden a los datos de 2013 para ese año se hicieron los estudios que abarcaron 15 países, participaron 196 mil estudiantes (101 de tercer grado y 95 mil de
sexto) con 3,065 escuelas. En la República Dominicana participaron 7 mil estudiantes repartidos casi a la mitad en ambos niveles.

Los resultados muestran que la República Dominicana sigue registrando la mayor cantidad de estudiantes que están en el peor nivel o por debajo, muestra una tendencia divergente con respecto
a la media regional en matemáticas y es ligeramente convergente con la media regional en lectura. Veamos:

a) En 2013, el 74.6% de los estudiantes de matemáticas del tercer grado estaban en el peor nivel o por debajo de este y ese porcentaje era 2.03 veces superior a la media regional, lo
que indica que el país se aleja del promedio Latinoamericano.

b) En lectura de sexto grado para el año de 2013, registra que el 55.8% estaba en el peor nivel o por debajo en los resultados de las pruebas, eso es más el doble de la media regional
aunque se registra una ligera tendencia a la convergencia.

c) En las matemáticas de sexto, el 38.1% del estudiantado estaba en el nivel más bajo de calificaciones o en un nivel inferior, ampliándose la divergencia con respecto a América Latina.
d) Finalmente, en lectura de sexto el 35% presenta resultados malos, está muy por encima de la media de la región aunque converge con esta.
En resumen, en la República Dominicana por lo menos entre 2006 y 2013 la calidad educativa nunca fue prioridad ya que durante esos años el Gobierno Dominicano ejecutó gastos equivalente por 3 mil millones de pesos a precios del reales del 2013 (US$71.5 mil millones de dólares en 2013) y ese valor fue 1.2 veces la magnitud del PIB Dominicano, a pesar de esa exorbitante cantidad de recursos que manejó el gobierno la calidad educativa seguía siendo la peor de América Latina mostrando lentos progresos con relación al promedio de la región.