Ojalá nunca se dé algo parecido en nuestro país.

Ojalá nunca se dé algo parecido en nuestro país.

La diplomacia haitiana y la capacidad intelectual de los líderes políticos de Haití vuelven a fallar.
Ninguno de los "líderes haitianos" supo poner a un lado sus intereses personales para darle paso a un pacto en beneficio de su país. Eso es muestra de incapacidad, inmadurez, retroceso, inculto, arcaísmo y primitivismo...
Cuando los intereses de una persona o un de grupo está por encima de los intereses de su nación; entonces, la destrucción de su país es inevitable.
Cuando las bravuconadas son los únicos medios para resolver los problemas; entonces, la paz se aleja como el humo que se eleva hacia la nube, y nadie más lo podrá volver a reponer ni en las llamas ni en las leñas que por desgracia fueron escogidas para la producción del humo escapado.
La inteligencia se demuestra: no en las muchas palabras; sino, en los hechos: ya que las palabras no tienen fuerzas para cambiar nada, sino que los hechos y los testimonios pueden alterar hasta el curso de una bala o de un misil.

 Quizás, muchos anhelan algo similar en nuestro país; pero, mi pregunta es:

¿Quiénes se aprovechan más del juego; el espectador o el deportista que juega en el terreno?

¿Quién le saca más beneficios a la casa: aquél que la construye o aquél que la destruye?

Mientras destruyes tu casa; el vecino sigue construyendo la suya. Luego de quedar con las manos vacías, dirás que el vecino te ha echado un embrujo infernal que ha arrasado con todos los tuyos. Pero, mentira; sino que uno usa la cabeza; mientras que el otro usa los pies. Uno utiliza la boca para hablar, pero el otro habla con el ano que a todo el mundo le da asco.
Los haitianos le demostraron a su presidente que el pueblo es que tiene el verdadero poder. Pero, es como si.no.hubiesen hecho absolutamente nada. Es como si se hubiesen empañetado la cara de heces fecales. Es una clara demostración de retraso mental del segundo país independizado en el continente americano, la primera República Negra del mundo (Haití).
Miren la ultima protesta realizada por la oposición ayer 22 de Enero en la capital haitiana Puerto Príncipe. 
Las protestas dieron su frutos y logran la cancelación de las elecciones por el Consejo Electoral. Pero, ¿Qué...?

Ojalá no volvamos nosotros a los años desde 1846 hasta 1916 cuando los Gringos invadieron al país a petición del Presidente de turno que lo había solicitado para poder rescatar al país de la crisis en que los políticos lo habían sumergido con las luchas grupales, las luchas caudillistas...
Ojalá que nunca no se dé algo parecido nuestro país.
Ojalá no vuelva un Pedro Santana, un Horacio Vásquez, Aun Juan Isidro Jiménez, un Buenaventura Báez, un Ramón Cáceres... un Ulises Hereaux, un Rafael Estrella Ureña, un Rafael Leonidas Trujillo Molina...

Ojalá los intereses de la nación se coloquen siempre por encima del super-ego, por encima del grupismo, por encima del culto a la personalidad...
Ojalá no venga jamás algún de mente a alterar nuestros pasos hacia el futuro.

Lic. Fermín Vargas