EN LA UASD: LOS ESTUDIANTES RECIBEN CLASE EN UN VERTEDERO