Dominicano de origen haitiano promueve el muro en la Frontera-Haitiana y apoya los proyectos nacionalistas en defensa a la Patria

Lic. Fermín Vargas 
¿Cómo es posible que un dominicano de origen haitiano apoye EL MURO FRONTERA? 
Yo lo apoyo, porque el tema haitiana es un maldito negocioso en el que los únicos beneficiados son las ONGs y sus empleados; mientras que los perdedores son los: EL PUEBLO DOMINICANO, EL PAÍS Y LOS PROPIOS HAITIANOS QUE SON UTILIZADOS POR LOS MAFIOSOS. 



Yo apoyo 100% EL MURO EN LA FRONTERA; puesto que con el muro y la tecnología; podemos frenar en un 70% el tráfico humano y el contrabando en la frontera. 


¿Por qué abandonaste 17 años de luchas defendiendo a los inmigrantes y creando proyectos para ayudar a los inmigrantes y los dominicanos de ascendencia haitiana?

No abandoné la lucha; sino que evolucioné y tomé consciencia de la gravedad del problema. Antes, yo solo repetía los me decían aquellas instituciones que le lavan el cerebro a los inmigrantes haitianos y a los dominicanos de ascendencia haitiana con el fin de mantener el negocio. 
Hoy, estoy despierto y quiero que se solucione el problema y frenar los escándalos a nivel local e internacional que afectan la imagen del país y su credibilidad a nivel internacional. 

¿Crees que el tema haitiano le beneficia a alguien específico?
Sí. Es un negocio que involucra a miles de personas a nivel local e internacional. En ese negocio, hay políticos, militares, religiosos, médicos, chiriperos, exiliados, empresarios, delincuentes, ex presidiario, profesionales de todas las ramas de la sociedad;  hombres de Estado, tanto de aquí, de Haití, Francia, Estados Unidos, Cánada, etc. 
Lo que buscan es mantener el negocio al precio que sea. No van a ayudar a Haití; sino que necesitan a los haitianos para generar divisas y riquezas. 

Los campesinos, los constructores, ect. cada uno busca ganar su partida; mientras que el país sigue sufriendo las investidas a nivel nacional e internacional. 

¿Conoces a personas que se benefician del tema haitiano en lo económico?
Sí. Yo conozco gente que no podía comer, pero, son múltimillonarios, con empresas a nivel nacional e internacional. Todo, gracias a las ONGs y la ignorancia de quienes defienden a los inmigrantes que también han permitido ser utilizados por ignorancia. 

¿Has hecho algo para solucionar el problema? 
Sí. Yo he creado varias organizaciones y he elaborado muchos proyectos; pero, todos han sido atacados de manera directa por las cadenas de ONGs, principalmente las ONGs de los Jesuitas con sedes en los tres principales puntos fronterizos de la Isla.

¿Por qué crees que no le han dado paso a tus Organizaciones y tus proyectos?

Mis Organizaciones fueron radicales y muy anti sistema. Atacaban el problema desde la cabeza. Yo planteo una manera simple para la solución del problema. 
Ninguna organización puede solucionar ese problema sin la vinculación directa de los dos estados (Haití y República Dominicana), además de la participación de las potencias que están detrás del tema. 
Además, la mejor manera de frenar las envestidas de los cabecillas de las ONGs, es ir a la cabeza y encontrar a los patrocinadores. Miles de patrocinadores están interesados en soluciones reales; mientras que otros solo se interesan en los escándalos para generar divisas. 
Si el problema se soluciona, no habrá más entradas de divisas. Tampoco habrá visas y viajes a los Estados Unidos, Canada, Europa, Taiwan y China. Todos ellos, los negociantes de la ONGs no están interesados en soluciones.

Analizando el artículo de PEDRO PORRELLO REYNOSO, titulado: “¡No hables del muro fronterizo, que me dañas el negocio!”
Yo pude confirmar mi tesis. Yo pude adentrarme mucho más hondo en el tema. No hay forma de que las ONGs, los políticos, los empresarios, los religiosos, los militares, entre otros, acepten que se solucione el problema; ya que sus bolsillos quedarían afectados de manera drástica. 

No se trata de Ramfis Dominguez, Luis Abinader,Hipólito, Leonel, Danilo Medina u otro: sino de la jerarquía que maneja el tema. 
El principal afectado políticamente hablando en la actualidad, es Danilo Medina; pero, él no hizo lo que él quería hacer; sino lo le mandaron a hacer los empresarios y los políticos que se benefician del tema.
Me da pena y vergüenza ver a muchos ex directores de Migración hablando del tema haitiano, cuando ellos tuvieron la oportunidad de colaborar de manera directa y no lo hicieron; sino que se buscaron miles de millones de pesos, los cuales ellos utilizan hoy para hacer campañas supuestamente contra la migración haitiana, cuando la realidad es preparándose para las elecciones del 2020.

Me da pena y vergüenza ver a un reconocido delincuente que engañaba a la gente en Boca Chica, el cual recibía dinero para las manutenciones de dos niños haitianos; pero, él no sabía donde se encontraban los niños. Dicho delincuente pertenecía a la Iglesia Adventista de Andrés, Boca Chica, donde embarazó a una mujer y tiene un hijo. Dicho delincuente era Sereno en el Colegio Episcopal de Andrés, Boca Chica,donde lo conocí en el 2008, mientras yo realizaba una consulta para cooperar en parte de solucionar el problema de los niños haitianos que piden en la Playa y otros que duermen en el parque de Boca Chica. 
Dicho delincuente, al escucharme, se quedó impactado y sin yo conocerlo: me llevó a su casa.
Desde ahí hicimos planes para emprender proyectos juntos; pero, todo el mundo me decía: ´´Tú has caído en una trampa; puesto que ese hombre es un bandido, hablado, malapaga y estafador, y dique cristiano``. 

¡Qué vergüenza! El delincuente que estafa a nombre de un grupo de niños y en la pared de su casa,había un letrero de una Organización: vía de la cual; ese individuo recibía paca, dinero, libros, alimentos, zapatos, etc. para distribuirlos a los niños. Yo vi las ropas, libros, bicicleta, documentos, etc. 

Como vi que el delincuente no estaba haciendo nada bueno: yo abandoné los proyecto. 

Para el 2010: yo regresé a Santiago, desde allí, yo puse en marcho un proyecto, en el cuál íbamos atrabajar junto con las juntas de vecinos en diversas áreas; pero, fue un fracaso; ya que parte del equipo no tenía idea,y pretendían realizar viajes con el carnet de la organización. En varias ocasiones, yo visité al Director de Migración en Santiago para trabajar en algunos proyectos en beneficio del país. De manera personal; el entonces director de Migración en Santiago, me dijo que había unos proyectos en marcha, tomó mis contactos para una futura reunión, que nunca se dio.
Los haitianos miembros de la Organización, empezaron a enfocarse en una organización creado por los Jesuitas en la Línea por el un Haitiano ligado al Sacerdote Regino Martinez. Dicha organización se llama ASOMILIN, Asociación de Inmigrantes de la Línea Noroeste. Dicha organización socavó a los dirigentes de mi iniciativa. Luego, apareció el delincuente de Andrés, Boca Chica, quien de la noche a la mañana; los Jesuitas lo habían puesto como encargado de los asuntos inmigrantes en la Principal ONGs defensor de los inmigrantes en Santiago.
En una reunión en esa ONGs,ese individuo mandó a atacarme. Luego,le comunicó a quien yo había designado como principal representante de la Organización en Santiago, y le dijo que yo era un ladrón y que tenía intención meterme preso. 
Mi colega no me lo comunicó al momento, sino luego de 8 meses cuando ya el tipo había socavado el proyecto.

El delincuente que andaba sin ningún tipo de documento al momento de yo conocerlo en Andrés, Boca Chica; ya había conseguido suficiente para matricularse en la PONTÍFICE UNIVERSIDAD CATÓLICA MADRE Y MAESTRA, PUCMM, y con conexiones internacionales y había creado otra ONGs fuera de la ONGs donde era encargado de Asuntos de inmigrantes.

Yo no me detuve, porque la situación me molestaba. Durante todo ese lapso, los nuevos actores y protagonistas de las ONGs la vergüenza para el país, no existían; ya que yo estoy en el medio desde el 2000, cuando levanté una escuela para alfabetizar a unos niños en un sector bastante lejos de la Ciudad, llamado Banegas Abajo. 

Quien le habla llegó a protagonizar luchas de tú a tú con unos militares que traficaban con los inmigrantes y mujeres embarazadas, pero, al llegar a la comunidad; los haitianos no tenían dinero para pagar y querían llevarlos para matarlos en el monte. Yo tomaba un grupo de jóvenes y apresábamos a los traficantes y se lo llevábamos al cartel de Villa Gonzalez.
Un mayor vestido de civil me amenazó luego de quitarle a dos haitianos blancas, pero, yo no le paraba a las amenazas, porque he sido un guerrero desde el día que me separé de mi madre a los 8 u 10 años.

No me rendí y seguí tocando puertas para buscar soluciones. Yo le envié un proyecto a Margarita Cedeño de Fernandez en el 2010; el mismo proyecto le fue enviado a Migración, Interior y Policía, Migración, el Palacio Nacional, entre otras instituciones del Estado entre el 2010 y el 2011. Pero, nadie me dio respuesta.

Durante el 2012 al 2018, he hecho varios intentos para reunir actores para buscar soluciones: pero, nadie se ha sentido conforme con mis propuestas, ya que pondrían fin al negocio y despertarían a los haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana que se levantaría ellos mismos en contra de los manipuladores y cooperarían para solucionar el problema.

En una reunión, yo mencioné que había que involucrar a los gobiernos para buscar las soluciones; lo que chocó con los intereses de la personas que se había ofrecido para buscar los fondos a través de su recién Fundación, del cual me había invitado a crearla; 5 meses luego de su creación y su registro en ONAPI. Es decir, 5 mese después de haber registrado la Fundación, me invitó para crearla juntos (SU ÚNICA INTENCIÓN ERA UTILIZARME).

¿Apoya a las organizaciones nacionalistas?
Sí. Yo apoyo 100% a las organizaciones nacionalistas, siempre y cuando sea para buscar soluciones. No apoya barbaries ni ataques a los inmigrantes de manera física; pero, tampoco estoy de acuerdo que un inmigrante haitiano cometa ningún tipo de delito en territorio dominicano, sea contra un dominicano o contra un haitiano u otra nación.

¿Apoyarías a la Antigua Orden Dominicana?
Sí. Yo entiendo que hay que solucionar el problema haitiano. Si las autoridades no buscan la solución, hay que buscar mecanismo para presionar para que actúen. Hay que demostrarles a las ONGs que no todos somos tontos ni todos somos come cheques; tampoco todo somos cerdos para andar de lodo en lodo. Hay que frenar la migración ilegal; hay que educar a los inmigrantes; hay que frenar el negocio de las ONGs en perjuicio de la sociedad dominicana y de los propios haitianos  que creen que las ONGs están ayudando, cuando la realidad es otra.
No he visto a una sola ONG que realmente busca respuestas para solucionar el problema haitiano; sino que crean bienes y riquezas para los miembros y cabecillas de las ONGs; mintiendo y escondiendo la realidad. 

No hay intención de buscar soluciones; sino de utilizar a los inmigrantes,los dominicanos de ascendencia haitiana para generar divisas y riquezas para los cabecillas de las bandas de ONGs que delinquen en nombre de los haitianos en perjuicio de la República Dominicana y de los propios haitianos.

Si existe algunas ONGs que busca soluciones reales; no las han dejado crecer ni las van a dejar crecer; puesto que las soluciones no les beneficiarían bajo ninguna circunstancia.

¿Te arrepientes de haber luchado por los inmigrantes sin haber logrado nada?
No estoy totalmente arrepentido; pero, no me siento a gusto ni me sentiré jamás a gusto; ya que los vividores han destruido mi sueño de ver al país libre de escándalos nacionales e internacionales respecto al tema haitiano. No me arrepiento; porque no me voy a detener hasta cooperar para que mi sueño sea una realidad. 
Hay que frenar el negocio de las ONGs en beneficio de toda la sociedad dominicana y de los propios inmigrantes honestos que vienen a trabajar, a estudiar y realizarse sin perjudicar al país. Hay que frenar ese magno negocio de las ONGs que estafan a la comunidad internacional y las personas que donan millones de dólares en busca de soluciones que las propias ONGs han impedido con el negocio que tienen con los haitianos en el país y fuera del país.