El acoso laboral : un arma de doble filo

        Es una conducta del empleador, jefe inmediato o compañero de trabajo o subalterno que busca infundir miedo y angustia en el trabajador.
    Señales de que puedes sufrir de acoso laboral
  1. Te asignan trabajo sin valor o por debajo de tu nivel o categoría profesional.
  2. El jefe o acosador no te permite comunicarte con los demás.
  3. Interrumpe continuamente a la víctima cuando habla.
  4. Los compañeros te impiden expresarse.
  5. Los compañeros te gritan en voz alta.
  6. Te bloquean el acceso a la formación o la promoción profesional.
  7. La evaluación de tu trabajo es inequitativa.
  8. Invaden tu privacidad  dentro y fuera del trabajo.
  9. Fomentar actitudes negativas contra ti con los demás.
  10. Te molestan con llamadas telefónicas, verbalmente o por escrito.
  11. Te atacan por tus creencias políticas o religiosas.
  12. Hacen burla de tus orígenes o de tu nacionalidad.
  13. Luego de una opinión no te asignan trabajo.
  14.  Te ocasionan gastos con intención de perjudicarla.
  15. Te agreden sexualmente.
  16. No permite tu crecimiento económico, bloqueando tu acenso o promoción a otras posiciones.
  17. Se hace la víctima y te culpa de haberle hecho cosas que ni te imaginas. 
Razones
Pocos saben las razones del hostigamiento de ciertos jefe en una empresa. Los compañeros de laborales pueden ver  todo normal; mientras la persona hostigada sigue en silencio sin manifestar los motivos por los que el jefe trata de minimizar a uno o otros empleados. 
Como muchos manipulares suelen hacer: se hacen pasar por personas que velan por los intereses de la empresa, culpando al empleado de ciertas culpas para infundir miedo. De esa manera, trata de esconder los motivos de su hostigamiento hacia el empleado hostigado. 

Los demás empleados, al no entender realmente lo que pasa; pueden odiar también, de manera inconsciente al empleado hostigado.

Uno de los principales motivos por lo que un jefe puede hostigar a un empleado, es por razones sexuales. 
Hay jefes que quieren que el empleado estén con ellos por obligación; y no ceder el empleado: entonces, empiezan los problemas y las calumnias. 
Hay personas que no pueden aceptar que le digan que no. Son personas que tienen el ego muy alto y creen que todo el mundo debe aceptar todo lo que diga como bueno y válido. De no aceptar sus peticiones, entonces te calumnia y venden como un demonio; no sabiendo los demás los motivos de sus calumnias.

NADIE ESTÁ OBLIGADO A ESTAR CON OTRA PERSONA SI NO LO SIENTE
 Cuando una persona quiere obligar a otra persona a estar con él o ella: dicha persona da muestra de que es irracional, inmadura, deshonesto, baja autoestima, inmoral, falta de ética, etc. pero, peor aun cuando se trata de un profesional, un maestro, un educador, un profesional de carrera. Eso es despreciable e inaceptable para la sociedad. 
Sus superiores pueden caer en sus ganchos; ya que son personas que saben manipular a los demás a su antojo; y siempre se venden como los super héroes; por lo que los superiores o dueños de la empresa pueden creer que se tratar del mejor guardián de los intereses de la empresa, cuando la realidad es que se está desquitando con el empleado que se niega a estar con él. 

No todo el mundo dice las cosas de manera espontanea; sino va acumulando las evidencias hasta que un día todo salga a la luz, si el hostigador no detenga su hostigamiento y persecución.
Mientras, que hay personas que acaban de suicidarse o se  rinden al hostigador. 

LAS LEYES ESTÁN AHÍ PARA RESOLVER ESTOS CASOS.
Pocas hostigadores saben que como el caso del comunicador Pablo Ross que llevaba años violando a su hija; pero, lo que no sabía era que el silencio de la niña podía ser su fracaso; ya que el comunicador era un maniático obsesionado con el sexo. 
Si eres una de estos jefes que acosan a los trabajadores: déjalo y deja de perseguir a los empleados; puesto que un santo se puede convertir en un demonio si lo hostigan demasiado. 

VER LA PRIMERA PARTE EL ACOSO SEXUAL EN EL ÁREA LABORAL, UN CÁNCER ASESINO