Loading...

Los haitianos en las ONGs y la Biblia en la manos del demonio: maldiciones que bendicen generosamente al demonio


El tema haitiano ha sido utilizado no solo para generar riquezas; sino, también para ganar espacios políticos en la República Dominicana. Al igual que la Biblia que ha sido utilizada para evangelizar y para saquear a cientos de países en el mundo.

Uno de los peores errores de los dominicanos de ascendencia haitiana, es haber ligado sus luchas con la política partidaria: un error que durará mucho para ser corregido. 

Nadie camina antes de gatear; pero, los dominicanos de ascendencia haitiana empezar a galopear caballos y pilotear aviones de guerra antes de correr los caballos de palos que todos los niños pobres campesinos corrieron en su niñez y en su adolescencia. 

Los haitianos han sido por años; buenas herramientas para pescar en mar profundo; ya que generan odio y amor a la vez. Generan amor para aquellos que los utilizan para generar dinero y poder; y odio para aquellos que son manipulados en la oscuridad.

Hay cientos miles de religiones en el mundo; pero, hay un solo Dios. Cada religión utiliza la biblia basándose en un versículo que interpretan perfectamente de acuerdo a sus intereses; así los haitianos en la República Dominicana. 

Los mismos haitianos que utilizan el gobierno para construir el metro, las escuelas, los hospitales, las carreteras; los mismos haitianos que siembran y cortan la caña, siembran el arroz, cultivan el arroz, siembran café y recogen el café; los mismos haitianos que están utilizando los ayuntamientos para recoger la basura; esos mismos haitianos son el demonio que atenta contra la soberanía nacional; esos mismos haitianos son los invasores, los que traen todas la enfermedades que existen en la República Dominicana.

El Diablo es un buen aliado de Dios para presionar a la gente para que vivan decentemente; pero, ese mismo diablo es el máximo enemigo de los cristianos y aquellos que utilizan la Biblia. El mismo Diablo que odian los cristianos y es el mismo Diablo que han utilizado para infundir el miedo en toda las sociedades del mundo. EL HAITIANO DEL DIABLO. 

En una sociedad donde la gente lee muy poco; los investigadores investigan solo lo que le conviene y lo que le deja ganancias económicas y políticas: pone al borde del precipicio a aquellos que sí quieren soluciones.

El tema haitiano ya no es un problema; sino una crisis que requiere atenciones urgentes. No las atenciones que pretenden dar las ONGs mafiosas que utilizan a los haitianos para generar riquezas; tampoco es la atención que pretenden los países desarrollados que chuparon a Haití, y hoy quieren soltarle el problema haitiano a la República Dominicana para generar una guerra, y luego venir a hacer lo que hicieron entre 1915-1916, cuando eliminaron la frontera y llenaron al país de haitianos; puesto que los dos países les pertenecían.

Hoy, son esas potencias quienes financian las organizaciones que utilizan a los haitianos. Financiamientos que llegan directamente del Departamento de Estado de los Estados Unidos; otros llegan directamente desde el Vaticano vía los Jesuitas que hoy es la principal cabeza de los organizaciones haitianas en la República Dominicana.
Para lograr su cometido; les han sembrado en la cabeza a los dominicanos de origen haitiano en el país que van a ser opciones políticas en el país.
De esa manera, los partidos de Guillermo Moreno, Max Puig,  Minou Tavárez Mirabal, Juan Hubieres, Pedro Corporan, entre otro dueños de partiduchos que buscan aumentar sus matrículas. 


Nada más descabellado que insertar a un individuo en la política sin ese mismo tengo un techo donde dormir; no tiene un empleo, ni una ocupación, ni un negocio, absolutamente nada; pero, como son personas que hecho escándalos en los medios y dicen ser defensores de derechos humanos; las ponen en las boletas de esos partiduchos para tratar de capturar a los dominicanos de origen haitiano.
Nada más ridículo que un político que ofrece cambios y desarrollo; pero, no tiene un buen par de zapatos para poner si hay que salir a una actividad; pero,  los partiduchos utilizan su influencia malsana para ganar espacios en la palestra pública.

Tiran las piedras y esconden sus manos. Porque actúan con hipocresía. Son maliciosos y engañadores cuyos intereses están muy desvinculados en buscar soluciones a los problemas haitianos.

No tiene dinero ni para pagar un pasaje para ir a estudiar en la UASD; pero, eres candidato Regidor, Alcalde, Diputado... ¿Quiénes financian esas campañas? ¿Por qué no invierten en educación, viviendo y emprendedurismo para formar a esos individuos? No, porque sus objetivos no es buscar soluciones; sino, utilizar al pueblo dominicana y a los dominicanos de origen haitiano  a su antojo.


No hay un verdadero interés en resolver ningún tipo de problema; sino, crear mayores problemas para tener donde agarrar para seguir estafando a los donantes y a la comunidad internacional en perjuicios del país que ha abiertos sus puertas para ayudar de manera desinteresadas a aquellos que vengan a buscar ayudas para subsistir.
LEA LA SEGUNDO PARTE...

Loading...