Loading...

Juan Guaidó es un peón de Estados Unidos en una región que guarda muy malos recuerdos del intervencionismo


Maduro tiene el apoyo de China, Rusia, Cuba y Turquía. Estos tres países pueden darle el respaldo financiero que necesita. A Caracas han llegado, asimismo, unos 400 mercenarios rusos dispuestos a defender al régimen, una fuerza similar a la que se ha visto antes en Ucrania, Siria y la República Centroafricana. En un par de semanas están previstas unas maniobras militares que servirán para exhibir la capacidad de las fuerzas armadas de defender Venezuela.

La reunión del Grupo de Lima hoy en Canadá y la del Grupo Internacional de Contacto el jueves en Uruguay tienen poco recorrido, más allá de las declaraciones a favor de un cambio de régimen que los generales desoyen. Muchos países americanos y europeos participarán en estos encuentros.
Su posición es incómoda: acabar con una dictadura que, siendo nefasta, podría compararse con otras con las que mantienen relaciones más o menos normales. Guaidó es un peón de Estados Unidos en una región que guarda muy malos recuerdos del intervencionismo de Washington. Maduro lo tiene fácil para denunciar “la ingerencia imperialista”, una acusación que le ayudará a borrar de la mente de muchos latinoamericanos la corrupción, el fraude, la violencia y el narcotráfico que corroen su maltrecha revolución.

EE.UU. intentó 72 cambios de régimen durante la Guerra Fría y sólo tuvo éxito en 26”

Que los cambios de régimen no funcionan es algo que la CIA pudo comprobar durante la guerra fría. Hace dos años, The Washington Post publicó un estudio de las operaciones secretas o públicas que EE.UU. llevó a cabo entre 1947 y 1989 para derrocar regímenes que no le eran favorables. Hubo un total de 72 intervenciones para cambiar a un dirigente. De ellas 66 fueron secretas y seis públicas. De las 66 secretas sólo 26 tuvieron éxito. De las públicas, como sería ahora el caso de Venezuela, ninguna.

En 36 ocasiones, EE.UU. apoyó a grupos militares de la oposición. Sólo cinco de ellos tuvieron éxito. Es notable el fracaso de la crontra nicaragüense, el grupo paramilitar opuesto al régimen sandinista. Lo que mejor le ha ido a EE.UU. es patrocinar golpes de Estado. De 14, nueve tuvieron éxito.

Maduro afronta la peor crisis política en 20 años de régimen chavista. El tiempo, sin embargo, corre a su favor. Guaidó tiene el respaldo internacional que garantizará la transición a la democracia pero hasta ahora no ha demostrado tener la fuerza suficiente para derrocar a Maduro. Sacar un millón de personas a la calle, como ha hecho este fin de semana, no basta.

Loading...